Una bolita de hilo rosa

Hoy me apetece contaros una de mis historias favoritas. Últimamente la cuento tanto que casi me da miedo que pierda frescura al ser escrita…

En la licenciatura/ Grado de Biología de la UCM se imparte una asignatura que se llama Etología. El estudio del comportamiento animal es una de esas cosas que despierta pasiones en cualquier Biólogo, ya sea de bata o de bota. Los cotilleos sobre la vida privada de los animales nos fascinan a todos. Desde los pingüinos y delfines gays, pasando por insectos sociales que me recuerdan a japoneses y hasta la «competencia espermática», todo ello nos abre un mundo de posibilidades donde la medida de lo humano no existe. Nada puede ser juzgado, nada es bueno o malo.

El caso es que un día en clase comenzaron a hablarnos de la evolución de un comportamiento en arañas.  El comportamiento de hacer un regalo de comida a la hembra resulto ser una buena opción a la hora de tener cópulas exitosas, ya que la hembra en todas las epecies de ese genero suele ser mucho más grande que el macho y muy voraz. Por lo que al macho no le daba tiempo de copular sin ser comido por ella. Me recuerda un poco a lo que ocurre con las mantis.

Así que un buen día un macho cazo una mosquita y le hizó una ofrenda a su hembra, la idea es buena, que se coma eso antes que a mí! Pero resulto que tal vez esto no le dejaba tiempo suficiente y decidió envolver el regalo en seda, meter el mosquito en un pequeño capullo de seda. Me parece muy gracioso imaginar a esa enorme y malhumorada araña desenvolviendo su regalo mientras el macho intenta ir a lo suyo. Por último algunas llego la araña más lista por así decirlo y esta solo entrega un gran envoltorio de seda sin comida dentro. La araña hembra tarda mucho más tiempo en desenvolverlo y darse cuenta de que no hay nada dentro del paquete.

La verdad es que me recuerda un poco al cortejo actual humano cuando terminas de desenvolver no queda nada.

Recuerdo que aquella clase me dejo tan impactada y que por aquella época vivía tanto la biología, que casi podía respirarla en el ambiente…

Una noche soñé que mi padre me llamaba y que alguien había dejado un regalo enfrente de nuestro edificio para mí. Salí a la terraza y lo que vi fue una gran bola de hilo rosa, una bola de proporciones descomunales que llegaba hasta el cuarto piso.

Supongo que la bola era tan grande como las mentiras con las que los machos humanos te intentan engatusar…

Si os ha gustado esta historia sobre biología y cortejo os recomiendo el libro: ¿Porque es divertido el sexo? de Jared Diamond en el que encontraréis muchas otras.

A solas con Murakami

Dedicado a Tamara de la Cruz, que en mi cumpleaños me regalo la novela: «Los años de peregrinación del chico sin color» del escritor Haruki Murakami.

Una vez escribí: «No se si leo a Murakami porque estoy triste o estoy triste porque leo a Murakami».

Lo que sí  sé,  es como me impacto su primera novela «Tokio blues», los sentimientos que despertó en mí…pero lo que más me gusta de Murakami es su «realismo  mágico» y sus frases que invitan a reflexionar, con ellas  uno puede crear sus propias historias, entrelazarlas con sus propios recuerdos.

Hoy voy a dedicar un espacio a comentar una de las frases de sus libros:

«Cada día, al llegar la hora, anochece. Pero el mundo ya no es el mismo que el día anterior. Tú, no eres el mismo que ayer.».(Hagita)

A veces quedamos atrapados en los remolinos del tiempo y en sus ciclos. Dentro del rítmico y monótono tic-tac parece no existir el cambio. Pero precisamente solo podemos valorar el cambio en función de dos instantes concretos.

¿Cómo sería un Universo sin tiempo? Posiblemente sería un lugar estático sin principio ni fin.

Como dicen en el «Club de la lucha»: Si te despertaras a otra hora en otro lugar… ¿te despertarías siendo otra persona?»

¿Qué pensáis? ¿Qué grupo de neuronas habría que salvar para salvar vuestra esencia?

 

 

 

 

Plantar un árbol, tener un hijo y blogear.

Ya lo decía José Martí : «Plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro». Son tres grandes proyectos que llevar a cabo durante nuestra vida, los tres tienen un nexo común, la creación. Son diferentes formas de crear, que implican un compromiso y un crecimiento.

Cuando plantas un árbol estas devolviendo parte de lo que la naturaleza te ha dado, pero podría adaptarse también a otras formas como cuidar de un jardín, reciclar o consumir menos y de forma responsable.

La parte de tener un hijo, no solo es aplicable al hecho de dejar un legado, significa también ayuda a otros, dedícales tu tiempo. Significa compartir e instruir.

Por último, esta el libro que simboliza tu aporte a la cultura o al mundo de la comunicación.  Un blog, un diario o una colección de poemas pueden servir igual a este propósito.

¿Qué otras formas de creación se os ocurren?

Pastores de células

A Ciencia Cierta

Los bioingenieros siguen añadiendo nuevas formas de creatividad a la investigación biomédica. No cabe duda que en el futuro nos ayudaremos de muchos artilugios de todo tipo para caminar, calcular, controlar objetos con el pensamiento… y de algunos de estos avances ya me he hecho eco en estas páginas. A un nivel más de laboratorio, los nuevos materiales están ya contribuyendo a la creación de estructuras celulares en tres dimensiones, requisito necesario «fabricar» órganos artificiales. Pero a veces no resulta fácil llevar las células que están creciendo en un frasco hacia los puntos donde quieres que se depositen. Según bioingenieros de la Universidad de California en Berkeley, basta con un poco de electricidad. Mira el video:

Eso que se mueve son células epiteliales, como las de la piel, que están creciendo en el laboratorio en una sola capa. Al aplicarles corrientes de 5 voltios por centímetro, las…

Ver la entrada original 149 palabras más

¿Lo oyes? La Tierra te esta llamando!

Con motivo del Día de la Tierra, se van a celebrar una serie de actividades relacionadas con actitudes y acciones que benefician a nuestro planeta. El consumo responsable, la movilidad sostenible, gestión de residuos y la Biodiversidad serán los protagonistas en el campus de Ciudad Universitaria.

Escucha la llamada y ven a conocer como es posible tener un menor impacto sobre el planeta.

Taller de desarrollo de la creatividad: Ejercicio IV, date un respiro!

Para ser más creativos debemos dormir suficientes horas, comer sano y hacer algo de ejercicio. En resumen,  todo empieza por un estilo de vida saludable. «mens sana in corpore sano»

Ver mucha televisión y comer comida basura en grandes cantidades, no solo te hará engordar sino que además atontará tu cerebro. Entrarás en un estado de encefalograma plano donde lo más creativo a lo que aspirarás será a tararear la canción de algún anuncio.

De modo que lo primero que debemos hacer para ser más creativos es apagar la tele y salir a la calle. ( Para aquellos con suerte salir al campo)

La técnica que recoge el periódico El país en este artículo. La hemos practicado todos consciente o inconscientemente, se trata del paseo creativo.

Para dar un buen paseo creativo lo mejor sería visitar un parque grande del calibre del Retiro o la Casa de campo, Madrid Río que dicho sea de paso esta precioso tanto de día como de noche.

Las ventajas de Madrid Río son:

-Verás un montón de personas que caminan como tú, montan en bici, monopatín, etc… suele estar lleno de familias felices, parejas o grupos de amigos.  Entrarás en contacto con el resto de madrileños y tal vez te despierte un mayor sentimiento de comunidad. (es el efecto contrario a lo que produce en mi el metro de Madrid).

-Podrás mecerte en una hamaca gigante de grandes cuerdas y sentirte como Jack Sparrow en Piratas del caribe, podrás practicar equilibrios imposibles al más puro estilo de la prueba de las «zamburguesas» de Humor amarillo, ya que a lo largo del «paseo fluvial» hay distintos puntos con atracciones de madera, para grandes y pequeños.

Si elegís el Retiro como destino para vuestro «paseo creativo» os recomiendo visitar la montaña artificial, el palacio de Cristal, las ruinas del antiguo zoológico y el estanque donde podéis dar un paseo en barca. Para finalizar podéis ver el único monumento del Ángel caído que éxiste.

En cuanto a la casa de Campo, por su extensión nos da para multiplicar nuestra creatividad por 10,  recomiendo el paseo en teleférico finalizando en la Rosaleda (mucho mejor si vais en Primavera).

Si vuestra realidad es que no contáis con parques o jardines cercanos, el simple hecho de caminar por las calles de la ciudad puede aportaros multitud de estímulos.  Si estuviésemos en Turquía os recomendaría el Bazar, lleno de artículos imposibles, luz y color.

Los mercados tradicionales pueden ser una fuente creativa al menos, para vuestra cocina, tal vez os descubráis cocinando una verdura o pescado que no conocíais.

Cuando estuve en Italia de erasmus paseábamos «Corso arriba corso abajo» y siempre surgía algo que hacer.

¡Podéis convertir cualquier paseo en un paseo creativo!

 

Culto a Hermes: Mercadillo de trueque en Ciudad Universitaria.

Las calles del centro de Madrid,  ir y venir de paseantes que no saben muy bien bajo que influjo caer…ese escaparate de maniquís sin cara, sin brazos, sin piernas que ya trae las primeras flores de la primavera, estampados y colores. ¿Quién decidió lo que nos pondremos? ¿Te vistes tu o te visten ellos? Somos clones customizados marcando las diferencias.

«Lo que posees acabará poseyéndote.» El club de la lucha.

Brotes de moda y consumo, miles de artículos que realmente no necesitamos. Envoltorios de nuestro ego exacerbado, se agolpan bien estirados y doblados,  prontos a ser consumidos.

El urbanita medio no es consciente de la espiral de consumo en la que se encuentra envuelto. No es una persona que consume. Es un consumidor que en algunas ocasiones es tratado como una persona.

Y de repente, aparece el término : «Consumo responsable», al principio lo deja arrinconado porque lo que implica no es para nada cómodo,  no es fácil : «Eso son cosas de perroflautas y hippies»

Las prácticas del consumo responsable se acercan al «urbanita medio», a través de un mercadillo de trueque en el Hall principal de la Facultad de Biología y Geología de la UCM.  Organizado por los voluntarios de Univerde.

La propuesta es clara, trae lo que no necesites, una manualidad, algo divertido e intercambialo por algo que necesites o quieras regalar.

El trueque se encuentra en los inicios del comercio y es una buena forma de  obtener el beneplácito del dios Hermes. ¿O acaso quieres hacerlo enfurecer?

A partir del Lunes 24 de Febrero y hasta el jueves 27, de 10:30 a 17:30. Podrás intercambiar, objetos, risas e ideas.

Y forjarte tu propia experiencia sobre el concepto de «Consumo responsable»

Fotografía: Daniela Pastore. Mercado de las especias en Estambul, Turquía.

Finales alternativos

Anoche me quede viendo «One day» (Siempre el mismo día), por si no hubiera tenido suficiente «romance» esta semana. He recortado corazones de papel de seda rosa palo, y envuelto regalos, pero he pasado «San Valentín», sin mi Valentín.

El caso es que la historia me engancho desde el primer momento pese a ser totalmente predecible, me encantaban los diálogos y las situaciones.

Creo que tubo un efecto distinto en mí por que me distraje en la escena inicial (clave). El final fue que después de tantas emociones, tanto que pasan los personajes protagonistas, me cayó como una maza. Les había cogido cariño…(me niego a aceptar ese final).

De momento no he pensado ningún final alternativo para esa película. pero sí para un cuento de Oscar Wilde. Este cuento sale  en una escena de la película Tesis, es el cuento perfecto para explicar dar forma al personaje del «amigo» en el triángulo amoroso: chico guapo, chica normal y amigo feo.

«La princesa y el enano»

Había una vez una princesa que vivía en un palacio muy grande. El día en que cumplía trece años hubo una gran fiesta, con trapecistas, magos, payasos….. Pero la princesa se aburría. Entonces, apareció un enano, un enano muy feo que daba brincos y hacía piruetas en el aire. El enano fue todo un acontecimiento.

Bravo, Bravo, decía la princesa aplaudiendo y sin dejar de reír, y el enano,contagiado de su alegría, saltaba y saltaba, hasta que cayó al suelo rendido. «Sigue saltando, por favor» dijo la princesa. Pero el enano ya no podía más. La princesa se puso triste y se retiró a sus aposentos…..

Al rato, el enano, orgulloso de haber agradado a la princesa, decidió ir a buscarla, convencido de que ella se iría a vivir con él al bosque. «Ella no es feliz aquí» pensaba el enano. «Yo la cuidaré y la haré reír siempre». El enano recorrió el palacio, buscando la habitación de la princesa, pero al llegar a uno de los salones vio algo horrible. Ante él había un monstruo que
lo miraba con ojos torcidos y sanguinolentos, con unas manos peludas y unos pies enormes. El enano quiso morirse cuando se dio cuenta de que aquel monstruo era él mismo, reflejado en un espejo. En ese momento entró la princesa con su séquito.

«Ah estas aquí, qué bien, baila otra vez para mí, por favor». Pero el enano estaba tirado en el suelo y no se movía. El médico de la corte se acercó a él y le tomó el pulso. «Ya no bailará más para vos, princesa» le dijo. «¿Por qué?» preguntó la princesa. «Porque se le ha roto el corazón». Y la princesa contestó: «De ahora en adelante, que todos los que vengan a palacio no tengan corazón».

«De ahora en adelante, que todos los que vengan a palacio no tengan corazón». Lo sustituiría por:

«De ahora en adelante, no habrá espejos en este palacio», diréis no surte el mismo efecto que la original, y es verdad, pero lo que yo buscaba era solucionar el problema, no la belleza artística.

La primera vez que lo escuche me sentí identificada con la princesa, ahora me siento más como el enano. Serán fases.

¿Habéis pensado alguna vez un final alternativo? ¿Tal vez para alguna situación de vuestra propia vida?

Taller de desarrollo de la creatividad: Ejercicio III, Los caligramas

                                                 LOS CALIGRAMAS

No recuerdo si fue en la clase de Lengua o en la de Plástica, pero una vez dibuje el contorno de una ballena mediante una poesía que la describía.

Hubo muchas ballenas distintas de algunas solo asomaba la aleta caudal, otras se parecían a la ballena que se trago a Jonas y otras en lugar de aire por sus espiráculos expulsaban palabras.

DSC_0146

Ha esto lo llaman caligrama, son poesía visual. Una creación en la que el contenido crea la forma.

Este tipo de representación ya se encontraba en la cultura árabe. En los aledaños de la Catedral de Granada puedes comprar un souvenir:

DSC_0156

DSC_0152

Se trata de mi nombre: Patricia.

Utilizan esta bella caligrafía para crear caligramas y se ven impresionantes.

¿Os gustan los caligramas? Si queréis aprender algo más solo tenéis que pulsar en los enlaces.

Los caligramas son perfectos para:

– Hacer felicitaciones

-Poemas de amor

-Usos publicitarios

-Hacer cuadros decorativos para nuestro hogar

¡A que estáis esperando enviadme  vuestras creaciones!

Taller de desarrollo de la creatividad: ejercicio II

Continuamos una semana más con nuestro taller de desarrollo de la creatividad, después de un primer ejercicio para comenzar a imaginar historias en base a libros o películas, os propongo hacer un viaje onírico. ¿En qué consiste?

La idea es poner en práctica algún sueño. Si soñáis con un lugar que no visitabais desde hace tiempo…id! Si se trata de un lugar imaginario buscad el más parecido que pueda existir en la realidad.

Si soñáis con una actividad u objeto podéis aplicar lo mismo. Si lo consideráis imposible de realizar buscad alguien que si sepa o pueda hacerlo. El objetivo es al menos conseguir una aproximación al sueño, tal y como vosotros lo imaginasteis.

Os dejo como ejemplo el mail que le he enviado a Fabiano Pigalle, contorsionista:

«Buenos días:
Me llamo Patricia y vivo en Madrid.
Hace un par de días tuve un sueño sobre un número de contorsionismo y he pensado quizá te sirva de ayuda para preparar una actuación.
En mi sueño el contorsionista, llevaba un mono blanco, y el se movía creando figuras, reproducía imágenes de animales que eran proyectadas en su cuerpo. Por ejemplo, una jirafa. La mayoría, eran animales africanos pero podrías hacerlo proyectando otras imágenes e incluso monumentos como la Torre Effiel.
Creo que al público le encantaría.
Si decides poner en práctica mi idea me gustaría que te pusieras en contacto conmigo.
Muchas gracias.
Un cordial saludo!»

¡Quien sabe si en unos meses puedo mostraros un vídeo con el número de contorsionismo que soñé!