El alma del pescador y mi vida en un cajón.

Un día cualquiera te despiertas, abres un cajón y la ves ahí perfectamente doblada, planchada, inmaculada…Tu vida siempre estuvo ahí, por muchas vacaciones que cogieses se quedaba allí esperando…esperando a que te hicieras cargo.

Al contrario que el alma del pescador de Oscar Wilde que recorrió medio mundo en busca del conocimiento, en busca de la riqueza, las cuales nunca pudieron superar al amor. Tu vida puede esperar en un cajón, mientras que el mundo cambia y tu no dejas de pensar en paraísos perdidos.

Ese día decides volver a probártela y dices: “vaya pero si me queda genial, no ha encogido ni nada”, tu vida siempre estuvo allí aunque tu decidieras esconderla de ti mismo o de los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s